¿Qué es Reumatología?

El término Reumatismo fue introducido por Galeno en el siglo II después de Cristo. Proviene de la palabra "rheos" que significa "fluir" puesto que, en aquellos tiempos, se creía que el reumatismo aparecía por un flujo de un "humor" desde el cerebro hacia las articulaciones. Sin embargo, las enfermedades reumáticas son tan antiguas como el hombre, habiéndose encontrado restos arqueológicos humanos con estigmas óseos de diferentes procesos.

¿De qué se ocupa la Reumatología? Muchas personas creen que reumatismo son esos dolores vagos e imprecisos, transitorios y que se relacionan con los cambios climáticos. Otros muchos piensan que artritis o artrosis, son enfermedades diferentes del reumatismo. Es decir, existe un grado importante de confusión respecto al objeto de la especialidad de Reumatología, y esta confusión alcanza con frecuencia a los propios profesionales de la medicina. Es, en este sentido, reveladora la anécdota de Seargent, un reumatólogo americano que escribió que "lo más difícil de su especialidad era explicarle a su madre como se ganaba la vida".

El aparato locomotor, que también podemos denominar como sistema musculoesquelético, está constituido por el conjunto de huesos, músculos, articulaciones, tendones y ligamentos. Es un sistema dispuesto para movernos y desplazarnos, y para servir de soporte al resto de las estructuras de nuestro organismo.Contribuye de manera importante a mantener una vida de relación, conforme a la dimensión social del ser humano.

Las enfermedades que afectan a este aparato son el objetivo de la Reumatología. Por tanto, la Reumatología se puede definir como la especialidad médica que se ocupa de los trastornos y enfermedades del aparato locomotor. Es, por ello, una especialidad muy amplia y se cita que la Reumatología se ocupa de casi 200 enfermedades. Existen otras especialidades que tienen también por objeto las enfermedades del aparato locomotor, y con ellas la Reumatología ha de converger y establecer colaboración. Sin embargo, las estudia desde un punto de vista diferente al de la Reumatología. Estas especialidades son la ortopedia y la Fisiatría o Medicina Física y Rehabilitación, que contempla las enfermedades desde una visión quirúrgica, y la Medicina Física y de Rehabilitación que lo hace desde una perspectiva de tratamientos físicos y de recuperación funcional de los pacientes. La Reumatología tiene, como ya hemos dicho, una visión diferente y médica de estos trastornos. El diagnostico, la evaluación clínica y de la severidad, el establecimiento del pronóstico, junto con la indicación y aplicación de los diferentes tratamientos farmacológicos y el seguimiento adecuado de las enfermedades reumática.

¿Cuáles son las enfermedades que afectan a este aparato locomotor?. Existen muchas clasificaciones de los padecimientos reumáticos. La más sencilla, desde el punto de vista de salud pública, los clasifica en cinco grandes grupos:

  1. ARTRITIS: Son las enfermedades inflamatorias de las articulaciones propiamente dichas. Dichas articulaciones se hinchan, duelen y pierden su movilidad. Pueden ser transitorias o crónicas. Pueden también afectarse otros sistemas del organismo, como el pulmón o el corazón. Las artritis más conocidas son la Artritis Reumatoide, la Gota, la Espondilitis Anquilosante, el Lupus Eritematoso Sistémico y la Artritis Psoriática.
  2. ARTROSIS: En este grupo de enfermedades, el daño inicial asienta en el cartílago articular que se degenera progresivamente y con ello la articulación duele, se deforma y pierde su movilidad. La artrosis puede ser primaria (la más frecuente y de causa desconocida) o secundaria a otras enfermedades.
  3. DOLOR LUMBAR: En la mayor parte de los casos, es de origen desconocido, pero en ocasiones su causa radica en una hernia discal, un conducto lumbar estrecho, o en anomalías estáticas de la columna vertebral.
  4. OSTEOPOROSIS Y ENFERMEDADES PRIMARIAS DEL HUESO: La osteoporosis es una enfermedad en la que la falta de resistencia ósea conduce a la aparición de fracturas. Es una auténtica epidemia en el mundo occidental debido al envejecimiento progresivo de la población.
  5. REUMATISMOS DE PARTES BLANDAS: Engloba las enfermedades de los tendones (tendinitis), bolsas serosas (bursitis), músculos (miopatías y miositis), e incluso del sistema nervioso periférico, como los síndromes de atrapamiento nervioso.

En los albores de su nacimiento la Reumatología poseía escasos recursos diagnósticos y terapéuticas no siempre eficientes. Todo ello ha sufrido un brusco cambio en los últimos años y actualmente, merced a la investigación, se dispone de sofisticadas técnicas de laboratorio y de imagen que permiten diagnósticos antes impensables, así como tratamientos cada vez más resolutivos. El arsenal de técnicas específicas de la especialidad se ha ido también incrementando de una forma notable y son mayoría los servicios de Reumatología donde se realizan ecografías, artroscopias, o técnicas intervencionistas para el dolor. Aunado al apoyo que ha brinda la medicina Genómica, abriendo a la especialidad el campo de la biología molecular, ofreciendo nuevas opciones terapéuticas, en los procesos inflamatorios (artritis reumatoide, espondilitis anquilosante,etc..,).

La Reumatología por tanto, como la propia medicina, tiene un devenir dinámico, siguiendo las transformaciones que han sufrido la sociedad y las patologías que la afectan. En los primeros años del siglo pasado abundaban las enfermedades infecciosas que ahora han perdido protagonismo. El envejecimiento social actual hace que en la Reumatología haya aumentado su campo de acción en enfermedades como la artrosis o la osteoporosis. Nuevos procesos infecciosos han hecho su aparición, como las infecciones por virus B y C o por VIH, y nuevas entidades están aumentando su importancia en las sociedades desarrolladas, como la fibromialgia y el dolor crónico. A todas ellas, la Reumatología tiene la obligación de responder, en aras de mantener la excelencia profesional y la mejor asistencia a los enfermos del aparato locomotor.